Madrugada de mediodía



Emergí de tu casa,
corazón henchido,
en vuelo turquesa, la memoria.

Volviéronse mis manos laboriosas
desatando los nudos del silencio.

Como cielo en flor de amaneceres
en el alma me nacieron pájaros
y canté mi canción
casi olvidada.

Comentarios

Entradas populares de este blog

"Que nadie se lucre de tu necesidad. Descárgate el temario gratis." por CGT Correos Madrid.

Hoy hace 9 años...

Luis Celaá Morales tiene su entrada en la Wikipedia. Emocionante y real...